El cha-cha-cha

En los años cincuenta el mambo dio paso al cha-cha-cha. Vombinando la estructura melódica de la charanga francesa con los nuevos elementos procedentes del mambo, fue Enrique Jorrín quien llamó por primera vez cha-cha-cha a una de sus composiciones, realizada en el año 1951.

Su máximo apogeo fue en 1955, sólo duró dos años, pues comenzó el declive en 1957.

También te podría gustar...