Danza oriental

La Danza Oriental es una de las danzas más antiguas del mundo, que combina elementos de diferentes países del Medio Oriente y Norte de África, aunque sus orígenes precisos son inciertos.

Historia de la danza oriental

En los países árabes esta danza se conoce como Raks Sharki que significa literalmente Danza Oriental. El nombre Danza del vientre se empieza a utilizar en el siglo XIX por los europeos que viajaron a los países exóticos en busca de nuevas culturas, costumbres y paisajes. Estos viajeros acuñaron este termino sorprendidos por los movimientos de vientre y cadera que no existían en las danzas europeas.

Tenemos que distinguir entre el Raks Sharki (Danza Oriental) y el Raks Baladi (Danza del Pueblo). El raks báladi es una danza más elemental, prácticamente sin desplazamientos y con movimientos de cadera predominantes. El raks sharki es más refinado y rico. Incluye movimientos del folklore egipcio, la danza clásica y la danza contemporánea, con grandes desplazamientos, vueltas y movimientos para todas las partes del cuerpo, aunque los de cadera son también los más importantes.

En algunos pueblos de la antigüedad se pensaba que la fertilidad humana estaba directamente relacionada con la tierra.

A las mujeres, que eran las que creaban nuevas vidas, se las atribuía poderes mágicos. Por ejemplo:

  • En la antigua Grecia y Roma se realizaban diferentes danzas de la fertilidad basadas en la rotación de las caderas y vientre. Algunas de ellas se realizaban en honor a las diosas. Muchas de estas divinidades provenían del este, en particular de Siria y Turquía.
  • En Chipre, lugar de nacimiento de Afrodita, la diosa Griega del amor y la fertilidad, las mujeres realizaban danzas rituales eróticas acompañadas de cantos y percusión mediante las cuales se ponían en trance. Esto les permitía entrar en contacto con la diosa y que ésta les pasase su poder.

Asimismo, estos ritos o similares tuvieron lugar en Mesopotamia, fenicia, Egipto, Arabia y la India.

En estas ceremonias participaban gran número de mujeres. En ellas se bailaba, se cantaba e incluso en algunas las mujeres se ofrecían a los hombres en honor a la diosa. El propósito de estas ceremonias era traer el poder de la diosa a la tierra y favorecer la fertilidad esta.

Durante el S. XIX, en Egipto existían dos tipos de bailarinas: las ghawazee (gitanas) que bailaban al aire libre o en el campo, normalmente para audiencias de clase social baja. Las awalim eran más respetadas y además de bailar, cantaban y recitaban poesía. Normalmente actuaban en casas de ricos. En ambos casos la danza era improvisada.

Hasta el año 1930, los bailarines habían actuado sobre todo en casas de gente o en cafés. Ese año, en El Cairo, una mujer libanesa llamada Badia Mansabni abrió una sala de fiestas llamada Casino Badia. Esta sala se hizo muy popular. Tenía un programa diverso que se basaba en el oriente y ofrecía bailarines, cantantes, músicos, comediantes y números europeos.

La danza oriental siempre se había bailado en espacios pequeños.

En el Casino Badia tuvo que ser adaptada a escenarios grandes. BadiaMansabny además de formar a sus bailarinas trabajó con coreógrafos y bailarines europeos para incluir elementos de otras danzas (ballet).

Durante esta época se puso de moda el traje de dos piezas con pedrería y flecos que estaba inspirado en las películas americanas.

En esos años se produjeron un montón de películas en Egipto y era habitual incluir alguna escena de danza o tener una bailarina como protagonista.

Actualmente, la danza Oriental en la mayoría de los países árabes es parte de la cultura y una celebración sin un espectáculo de danza oriental no está completo. En los países árabes donde más se ha desarrollado en los últimos tiempos es en Egipto, Líbano y Turquía, aunque cabe destacar que también se ha desarrollado en algunos países europeos y de América debido a la emigración árabe, como en Alemania, Francia, Brasil y USA.

La danza del vientre

Dentro de la danza del vientre podemos destacar varias categorías como son la nativa, la Interpretativa y la Tribal.

Se conoce como nativa a la danza del vientre que siempre esta precedida por el nombre del país de origen y por lo que presenta diferencias dependiendo del país, por ejemplo:

Categoría Nativa

La categoría de nativa sirve de partida a otros estilos que se pueden agrupar bajo el nombre de interpretativos tribales.

Los estilos interpretativos involucran infinidad de elementos externos a la danza, espadas, velas, cestas, bastones, serpientes, etc. En este estilo la bailarina busca traer nuevos elementos a la puesta en escena de su baile y mostrar así su esencia, balance y habilidad.

Estilo Egipcio

Muy popular hoy en día en América y Europa, la bailarina utiliza movimientos sutiles para interpretar la música, teniendo un fuerte control de sus músculos y un claro entendimiento de los matices en la melodía y el ritmo de la música.

Este estilo se centra en el cuerpo y el trabajo con el velo, la bailarina debe reflejar la emoción dentro de la música.

Estilo Jordano

Este estilo es presentado de una manera muy elegante, sencillo y extremadamente teatral, lleno de cruda emoción y poder físico. Se trabajan espectaculares movimientos en el suelo que demandan un gran trabajo físico, estos movimientos tienen poder, aura que son realmente convincentes.

En este estilo es importante la combinación del control y la relajación de la energía corporal y espiritual.

Estilo Turco

Sus movimientos son más precisos y controlados, algunos son mucho más exagerados como los de torso, la cadera se trabaja muy fuerte que en ocasiones puede incluso hasta ser chocante para algunas bailarinas.

Este estilo permite a su vez estar suelto. Hacer movimientos libres e improvisar, la música es frecuentemente animada y hasta extravagante.

Estilo Griego

Es rápido e impetuoso al principio, incluye tres o cuatro minutos de rutina de velo, una parte lenta con trabajo de suelo y luego una elegante combinación de caderas con grandes variaciones. La bailarina se enfrenta ano solo a mantener la unidad de su baile en todos los momentos sino a contar con la energía suficiente para pasar de lo lento a lo rápido y viceversa.

También se incluyen los crótalos durante la  presentación.

Estilo Iraquí

Este estilo presenta un refinado movimiento de cadera prolongado con hermosas poses y un orgulloso y soberbio porte. La bailarina siempre debe mirarse con orgullo y estar segura de su presencia.

Categoría Tribal

También encontramos la categoría de tribal o de grupo que basa su presentación en un espíritu de hermandad en el grupo que se destaca en sus movimientos y en su vestuario.

La danza del Vientre tribal tiene una gran influencia del estilo turco y del griego, gran precisión en los movimientos, exageración del cuerpo, fuertes caderas, rutinas con crótalos, etc.

La variedad no hace que sea o deje de ser danza del vientre, y gracias a esto hoy podemos divertirnos practicándola y disfrutar de sus beneficios.

Si practicas un estilo puramente nativo, interpretativo o tribal o que estés desarrollando tu propio estilo, debes hacerlo siempre con una técnica apropiada y con mucha gracia.

Debes cuidar que tu cuerpo este preparado para ello, presentar tu baile con orgullo, dignidad, poder y alegría.

Beneficios de la danza del vientre

La práctica regular de esta danza permite conseguir múltiples beneficios, tanto físicos como emocionales:

  • Mejora la higiene postural: Corrige las malas posturas y elimina la tensión de la zona cervical
  • Desbloquea la zona genital, flexibiliza los músculos perineales y la pelvis
  • Mejora las relaciones sexuales
  • Tonifica y da flexibilidad a los músculos
  • Aumenta la autoestima y el equilibrio emocional
  • Permite dar expresión a los sentimientos más ocultos
  • Proporciona mayor elegancia, coordinación y equilibrio a los movimientos
  • Desarrolla la creatividad dejando libertad en los movimientos

Movimientos de la danza del vientre

Todos los movimientos en la danza del vientre se puedes clasificar en dos tipos:

  • Lunares: movimientos ondulares, redondos
  • Solares: movimientos marcados

Los movimientos básicos de la danza del vientre son:

  • Ocho
  • Camello
  • Shimy
  • Batidas
  • Egipcio (básico)

La danza del vientre en el embarazo

La danza del vientre es mucho más de lo que pensamos, no es solo movimientos que involucran los músculos de esta parte del cuerpo. Por ejemplo: La danza del vientre Arabe es una de las más antiguas formas de danza, comenzó utilizándose como parte de varias ceremonias religiosas, actos de adoración y de maternidad. Sí y aunque os suene curioso, tiene su lógica.

Los movimientos de la danza eran utilizados como parte de la preparación que las mujeres recibían para el momento del parto, convirtiéndose así en una de las más antiguas formas de instrucción para el nacimiento de bebes.

Se dice que un grupo de mujeres de la tribu ayudaban a la mujer en el momento del parto, colocándose alrededor de ella en forma de círculo, bailando, moviendo el vientre de arriba a abajo. El objetivo era hipnotizar a la parturienta imitando los movimientos que esta debía realizar con su cuerpo durante el parto. Esto ayudaba a la mujer reduciendo de alguna manera el dolor de las contracciones.

Este tipo de rituales no estaban abiertos al público y mucho menos a los hombres, al pasar los años estos rituales se fueron perdiendo con la llegada de la medicina tradicional. Sin embargo no solo de esta manera fue utilizada la danza del vientre. Otras tribus también lo utilizaban para celebrar la llegada del bebe, especialmente si eran primogénitos por lo que eran deseados barones, lo curioso es que este ritual era practicada por los hombres de la tribu.

Hoy en día se prepara a las madres para el trabajo de parto con un cursillo que es tomado un tiempo antes del gran acontecimiento, algunos médicos también ofrecen una serie de ejercicios hipnóticos o de relajación, buscando nuevamente que los partos se lleven a cabo de la manera más natural posible, con el menor dolor, pero ayudando al bebe a nacer mas alerta al nuevo mundo.

Pero, ¿qué mujer puede pensar en relajarse o dejarse hipnotizar en un momento tan importante?, así que lo mejor es poner en forma nuestro cuerpo y empezar a entrenar los músculos que se involucran en este proceso y que manera mas agradable que bailando. La danza del vientre nos da la oportunidad de utilizar músculos que tal vez nunca antes habíamos utilizado o aprender a concentrarnos en solo aquellos que necesitamos, mientras relajamos el resto de nuestro cuerpo. Es como acumular la fuerza y la tensión para aquello que necesitamos.

El entrenar los músculos necesita de tiempo , se hace poco a poco y paso a paso, no podemos esperar que estemos totalmente preparadas para el trabajo de parto en tan solo unas semanas. Si hemos llevado una vida sedentaria, tener los músculos entrenados y poder controlarlos, no solo nos ayudara en el ultimo momento, “el parto”, también nos servirá para soportar el peso del bebe y hasta evitar las incomodas estrías.

Es hora de volver a la sabiduría de la antigüedad y de la experiencia. Modernos estudios demuestran que es importante fortalecer los músculos de la pelvis y el vientre para realizar un trabajo de parto con éxito y controlar en la mayor medida posible las dolorosas contracciones.

También te podría gustar...