Mambo, apareció por primera vez en 1938

Mambo, derivado de una estrofa rítmica del Danzón cubano, apareció por primera vez en 1938 un Danzón titulado Mambo de Orestes López. También se cree que este nuevo baile caliente.

El Mambo debe su nombre a los sacerdotes de vudú capaces de hacer bailar salvajes danzas, hipnóticas a sus devotos seguidores.

En sus inicios, el Mambo fue condenado por la iglesia en algunos países latinoamericanos y restringido por las autoridades en otros. Pero el Mambo fue ganando fama y terminó imponiéndose.

Al igual que otros bailes caribeños su forma de bailar deriva del Son, este estilo latino con una fuerte influencia del Jazz fue perfeccionado por Pérez Prado, en la que reelaboró la estructura músical con arreglos inspirados en los de las orquestas de Jazz. Director de una banda cubana de México quien en 1945 lo había convertido en el baile de moda.

La década de los cincuenta es la cima del Mambo estadounidense, cuando los dos Titos (Puente y Rodriguez) organizaron sus conjuntos como dice Tito Puente, “a cualquier persona que le guste el Jazz le gustará el Mambo”.

Vídeos de mambo


Dámaso Pérez Prado – Banda – La Sonora Matancera (1936 – 1939)


Combinación de Giros Mambo


Mambo Walk Around Turn


Locales en el Festival de Salsa de Oxnard – Bailando con las estrellas


 Apolo y Julianne Mambo – Bailando con las estrellas


 

También te podría gustar...